El Patronato Cívico Cultural de Pueblo Libre - PACCPUL, es una asociación civil sin fines de lucro, fundada el 30 de noviembre de 1990, con la finalidad de difundir, proteger, valorar el patrimonio cultural material e inmaterial en el distrito de Pueblo Libre, Lima-Perú. Inscrito en los Registros Públicos, Asiento 1, SUNARP Partida N° 01918362, Ficha 15862 del 14.01.94, SUNAT RUC N° 20184637767.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

20 de junio de 2010

PRONUNCIAMIENTO ANTE EL PRETENDIDO CAMBIO DE NOMBRE DEL PARQUE CHAVIN


PATRONATO CIVICO-CULTURAL DE PUEBLO LIBRE ANTE EL PRETENDIDO CAMBIO DE NOMBRE DEL PARQUE CHAVIN, HACEMOS PÚBLICO EL SIGUIENTE PRONUNCIAMIENTO:

Que, teniendo conocimiento que  en la actualidad La Municipalidad de Pueblo Libre, viene ejecutando la remodelación del PARQUE CHAVIN ubicado en la calle Navarra de nuestro distrito, el mismo que eventualmente cambiaría de nombre por el de “PARQUE RAFAEL LARCO”, el Patronato Cívico Cultural de Pueblo Libre (PACCPUL), institución que agrupa a voces representativas de la ciudadanía de Pueblo Libre, expresa su OPOSICIÓN ante dicho propósito, por cuanto el PARQUE CHAVÍN que cobija las réplicas de la cultura CHAVÍN y el busto del eminente Antropólogo Dr. Julio C. Tello Rojas, no resultaría congruente con el nuevo nombre de PARQUE RAFAEL LARCO HOYLE, obviamente sin restarle méritos al Dr. Rafael Larco, como distinguido ciudadano.

La población de Pueblo Libre debe saber de la gran contribución del Dr. Julio C. Tello considerado “Padre de la Arqueología Peruana” , con una vida prolija de contribución a nuestra cultura, y cuya vida podría resumirse en:

1880      Nace el 11 de Abril, en la Provincia de Huarochirí. Hijo de agricultores.
1908   Se gradúa en Medicina en la UNMSM, con su tesis “Antigüedad de la Sífilis en el Perú”
1911    Obtiene el grado de Doctor en la Universidad de Harvad (USA) en Ciencias Antropológicas.
1913       Retorna al Perú y es nombrado Director del Museo Nacional y realiza valiosos aportes e investigaciones sobre las culturas Chavín, Paracas, Nazca, Tiahuanaco, Pachacamac y Ancón entres otras.
1917       Es electo diputado por la Provincia de Huarochirí.
1921       Funda el Museo de Arqueología y Etnología de la UNMSM
1924       Funda el Museo de Arqueología Peruana.
1929       Es elegido diputado por Huarochirí por segunda vez.
1947       Fallece en la ciudad de Lima el día 3 de Junio.

Por otro lado, hacemos de conocimiento público que hasta la fecha nuestro “Patronato Cívico Cultural de Pueblo Libre PACCPUL, no ha recibido respuesta al Oficio Nº 016-2010- PACCPUL, que remitimos el dia 24 de Mayo al Señor Alcalde de Pueblo Libre, solicitando preservar el nombre del PARQUE CHAVÍN.

De igual forma, protestamos por los continuos cambios de nombre de las calles, parques y plazas de nuestro distrito, que en muchos casos tenían asignados nombres de prohombres y  personajes ilustres de nuestra  historia y/o de lugares y ciudades importantes de nuestro país. Dentro de este contexto se circunscribe nuestra preocupación sobre el pretendido cambio de nombre del PARQUE CHAVIN por el nombre de PARQUE RAFAEL LARCO.

Es preciso mencionar también, que los vecinos de Pueblo Libre no nos oponemos a cualquier mejora o remodelación en bien del ornato, embellecimiento y progreso del distrito. Pero si exigimos que se observen y mantengan las normas pertinentes y la estabilidad urbana en lo que corresponde a los nombres asignados a nuestras calles y parques.

Pueblo Libre, domingo 20 de junio del año 2010.
La Junta Directiva
  


6 de junio de 2010

HOMENAJE CONMEMORANDO EL LXIII ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DEL DR. JULIO CÉSAR TELLO ROJAS. Por: Víctor Reyes Inca

“Tello, tuvo el mérito encomiable de ser uno de los científicos sociales en - romper la idea dominante - de la inferioridad de los antiguos pueblos del Perú. En este sentido, acumuló ingentes testimonios de la grandeza del pueblo peruano, en contra de los que se avergonzaban de lo genuinamente indígena”.


E
l día de hoy estamos congregados en la Plaza a la Bandera, para rendir un merecido homenaje a la memoria del Dr. Julio César Tello Rojas, considerado para propios y extraños como el “Padre de la Arqueología Peruana”. Cuyo homenaje se celebra el 03 de Junio de cada año, fecha de su sensible fallecimiento.
Esta celebración tiene un significado muy especial para el Patronato Cívico Cultural de Pueblo Libre, por cuanto Julio C. Tello es sin duda el personaje más importante enterrado en el distrito de Pueblo Libre.
Julio César Tello Rojas, nació en la provincia de Huarochirí el 11 de abril del año 1880. Fue hijo de una modesta familia de agricultores. Concluyó su educación secundaria en el Colegio “Nuestra Señora de Guadalupe”, donde se distinguió por su clara inteligencia. Y al poco  tiempo conoció a Ricardo Palma quien en ese entonces era el Director de la Biblioteca Nacional del Perú y le dio trabajo en esa institución, por lo que se despertó en él la inquietud por la ciencia y la investigación, especialmente la arqueología y la antropología.
Estudió la carrera de Medicina y se graduó el 16 de noviembre de 1908, con la Tesis titulada: “Antigüedad de la sífilis en el Perú”, grado que obtuvo por aclamación en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Se  doctoró en Ciencias Antropológicas en la Universidad de Harvard de Estados Unidos en 1911, gracias a una beca que dicha universidad le ofreció. Y posteriormente se dirige a Europa para realizar estudios de especialización en el Seminario de Antropología de Berlín en Alemania, y poco después se casa con la inglesa Olive Chessman.
A su retorno al Perú en 1913 fue nombrado Director del Museo Nacional y empieza a recorrer todo el país con el fin de realizar trabajos de campo, haciendo valiosas investigaciones y aportes en cuanto a las culturas peruanas Chavín, Paracas, Nazca, Tiahuanaco, Pachacámac, Ancón y otras.
Y particularmente, su interés se centró en el estudio de la cultura CHAVÌN. Ya que para Tello, CHAVÍN fue la cultura matriz de las civilizaciones andinas posteriores que se desarrollaron en el Perú, y su aporte en ese sentido es invalorable. Dio a conocer al mundo una gran cultura peruana desarrollada en la provincia de Ancash a partir del siglo XIX a.C., en la zona de CHAVÍN DE HUANTAR. Entre las expresiones más conocidas de esta cultura están el gran Castillo de Chavín, adornado por las famosas cabezas clavas, el obelisco Tello, y la representación estilizada de deidades mitológicas en cerámica, joyas, armas y los relieves en las piedras de sus construcciones monolíticas. Y no por algo entonces, El Castillo de CHAVÌN fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1985.
Y precisamente, teniendo conocimiento que actualmente se viene ejecutando la remodelación del Parque “CHAVIN” ubicado en la calle Navarra de nuestro distrito, el mismo que eventualmente cambiaría de nombre por el de “Rafael Larco”, el Patronato Cívico Cultural de Pueblo Libre (PACCPUL), interpretando el sentir mayoritario de los ciudadanos de nuestro distrito, expresa su oposición pública ante dicho propósito, por cuanto el Parque “CHAVÍN” que cobija las réplicas de la cultura CHAVÍN y el busto del eminente Antropólogo Dr. Julio C. Tello Rojas, no resultaría congruente con el nombre de Rafael Larco, obviamente sin restarle sus méritos como distinguido ciudadano. Ya que en todo caso, proponemos más bien que dicho parque sea rebautizado con el nombre del eminente Julio César Tello Rojas.
Más aún, cuando Julio C. Tello Rojas es considerado el “Padre de la Arqueología Peruana”, porque fue el primero que se propuso estudiar, con rigurosidad y métodos adecuados, la formación y la naturaleza de las culturas antiguas del Perú, ciertamente convencido de que era la única manera de comprender al Perú actual.
Tello, también tuvo el mérito encomiable de ser uno de los científicos sociales en “romper la idea dominante” de la inferioridad de los antiguos pueblos del Perú. En este sentido, acumuló ingentes testimonios de la grandeza del pueblo peruano, en contra de los que se avergonzaban de lo genuinamente indígena. Hizo brotar literalmente de las llanuras costeñas, innumerables tumbas, templos y ciudades deslumbradoras, imágenes de dioses en oro, piedra y barro, e infinidad de evidencias de la realidad sociocultural y económica del antiguo poblador andino.
Ocupó el cargo de Diputado por Huarochirí entre los años 1917 y 1929, período en el cual presentó proyectos de ley a favor de la protección y conservación de monumentos históricos, y de la Reforma Universitaria donde se enfatiza la investigación, la formación de docentes y la capacitación de profesionales a través de becas. Fundó el Museo de Arqueología y Etnología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, el 21 de octubre de 1919, y el Museo de Arqueología Peruana en 1924.

Su gran vocación humanista lo llevó a dictar cátedras en la Pontificia Universidad Católica y la Universidad de San Marcos.

También interpretó la relación entre el desarrollo étnico - cultural y el medio ambiente, mostrando la heterogeneidad del peruano pre y post – hispánico.
En plena fecundidad de su monumental obra, a los 67 años de edad, Julio C. Tello contrajo cáncer a los ganglios, y falleció el 03 de junio de 1947 en el hospital Arzobispo Loayza de esta capital. Fue sepultado – según su propia voluntad – en los jardines del Museo Nacional de Arqueología y Antropología en Pueblo Libre, hoy Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, ubicado en nuestro distrito.
Para terminar y aprovechando esta oportunidad, invoco a todos los presentes y a la ciudadanía del distrito de Pueblo Libre en general, a fin de que permanezcamos atentos y vigilantes, para preservar todos unidos nuestra historia, valores y tradición. En ese sentido, postulamos que el rico legado que ostenta el Museo Nacional de Arqueología e Historia del Perú ubicado en nuestro distrito, permanezca en su misma sede, por cuanto hemos tenido conocimiento que en administraciones anteriores, se ha autorizado el traslado de invalorables piezas a los lugares de origen donde fueron descubiertos. Esperamos que esa política no continúe, porque en su defecto nos quedaríamos solamente con el local del museo vacío.

Finalmente, desde esta misma tribuna, elevamos nuestra voz de protesta por los continuos cambios de nombre de las calles, parques y plazas de nuestro distrito, que en muchos casos llevan el nombre de los más preclaros hombres de nuestra historia, como es el caso, conforme reitero, el pretendido cambio de nombre del parque “Chavín” por el de Rafaél Larco.

Pueblo Libre, domingo 6 de junio del 2010